viernes, 23 de marzo de 2018

ÚLTIMAS TARDES CON TERESA, DE JUAN MARSÉ

El pasado 19 de febrero llevamos a cabo en el centro la segunda de las charlas que teníamos organizadas.  Recordamos que se trata de unas actividades que están promocionadas por el Ministerio de Educación. La que hoy nos ocupa formaba parte del programa  "Por qué leer a los clásicos: la Generación del 50 española". Nosotros escogimos al escritor Luis Leante como conferenciante que, a su vez, seleccionó Últimas tardes con Teresa, de Juan Marsé. Dirigimos la lectura de la obra para los alumnos de 2º de Bachillerato que fueron los que luego asistieron a la charla. 

Primeramente se llevó a cabo por uno de los profesores una breve introducción a la obra de nuestro interlocutor, con el objetivo de acercar no sólo las obras, sino también a los escritores al aula. Tras ello, Luis Leante realizó una conferencia estructurada en varios nudos temáticos. Comenzó haciendo ver a los alumnos por qué es necesario leer a los clásicos y, por supuesto, intentó clarificar qué es un clásico y por qué se convierte en ello. Seguidamente entró a ubicar a la Generación del 50 en su contexto socio-cultural. Recorrió las diferentes ramificaciones topográficas que conforman  este grupo tan heterogéneo (el grupo de Madrid, el de Barcelona, Sevilla...) y llegó a Juan Marsé. Introdujo una serie de anécdotas biográficas del autor y pasó a desglosar las características más importantes de la obra en cuestión. A partir de aquí, se abrió el debate y los alumnos comenzaron a preguntar las diversas cuestiones que les habían surgido: la personalidad  de los protagonistas, los intentos de cortejo por parte del Pijoaparte o el desenlace de la obra, que fue uno de los aspectos que más divergencias produjo. El debate se abrió y dio pie a cumplir uno de los objetivos que nos habíamos marcado los encargados de dicha actividad: acercar la literatura a todos nuestros alumnos y observar la existencia de disparidad de opiniones que pueden surgir de un mismo texto.

Desde nuestro blog, queremos agradecer a los alumnos su participación, a los profesores que asistieron y, por supuesto, a Luis Leante que nos regaló una magnífica intervención, y de la que estamos seguro, conseguirá posar en los alumnos un denso recuerdo. 


domingo, 18 de febrero de 2018

Concierto para sirenas

El pasado 8 de febrero contamos en nuestro centro con la presencia del escritor Fernando Villamía. Dentro del marco del programa “Encuentros literarios” del Ministerio de Educación, nos ofreció una charla coloquio en la que pudimos disfrutar de su buen hacer como creador así como de su magnífica forma de conectar con el público, compuesto tanto por alumnos como por profesores, personal de administración y alumnos del máster de educación.  Con anterioridad habíamos leído una selección de relatos que generosamente nos había cedido Villamía, entre los que podríamos destacar El traje (ganador del XXX Concurso Hucha de Oro 2002), Polaroid (premio Los Monegros 2014), ¿Puedo ir a lavarme las manos? (premio Gabriel Miró 2008) o Concierto para sirenas, relato galardonado con el premio Max Aub 2013 y cuyo precioso título escogimos para nombrar esta antología.

Tras una serie de acertadas reflexiones sobre la creación literaria, el oficio de escritor, la inspiración y otros temas que nos mantuvieron a todos pendientes de su voz (como hacían las mitológicas sirenas o el violín de Jakob, en el cuento citado), se produjo un animado debate en el que Villamía nos resolvió todas las dudas que le fuimos planteando. Nos contó también interesantes anécdotas relacionadas con el mundo literario, como la del poeta y controlador aéreo Ivo Machado, claro ejemplo del inmenso poder de la palabra.

Aunque Fernando Villamía confesó sentirse mucho más cómodo en el formato del relato breve –como demuestran los numerosos premios que ha cosechado con esta faceta- no podemos dejar de citar sus dos novelas Judith y Holofernes (editorial Algaida, Sevilla, 2008) galardonada con el XXVII Premio de novela Felipe Trigo, y El cuento de la vida (ed. Algaida, Sevilla, 2016), Premio Ciudad de Badajoz.  En ambas conduce al lector por los caminos ocultos de la imaginación y los infinitos mundos literarios de la mano de su brillante, magistral y poética prosa.

Siguiendo con los programas de fomento de la lectura, el próximo 19 de febrero contaremos con la presencia del escritor Luis Leante, que nos hablará de la generación de los 50 y de Últimas tardes con Teresa, de Juan Marsé.

jueves, 18 de enero de 2018

El lector del tren de las 6.27

Un año más hemos comenzado nuestra tertulia literaria, cada vez más asentada y con nuevas ideas. En este caso escogimos un libro que alcanzó mucho éxito en Francia. Recordemos que esta tarea es ardua pues ha de cumplir ciertos requisitos: no ser muy extensa, ser atrayente para los alumnos y tener posibilidades de generar un debate. Nos reunimos en la biblioteca el pasado 21 de diciembre de 2017.

El lector del tren de las 6.27, de Jean-Paul Didierlaurent partía con estas tres premisas, aunque no gustó de forma igual a todos los alumnos. Como de todo se aprende, hicimos ver a los chicos que los gustos no tienen que ser comunes y que de todo se puede extraer enseñanzas. De hecho, uno de los objetivos parece ser que se cumplió. Una alumna comentó que, a pesar de no gustarle el libro, la tertulia, su primera tertulia, le había servido para adquirir nuevas int
erpretaciones, nuevas ideas que nunca se le hubieran ocurrido: nos estamos refiriendo al concepto de antiheroína de uno de los personajes: Juliette, una antiprincesa de los cuentos de Disney, que ni es princesa, ni tiene un galán por caballero y además trabaja en unos baños públicos: nada bucólico.

Del mismo modo, otros temas que surgieron fueron la dicotomía entre ficción y realidad, la soledad mostrada a través no sólo del protagonista, sino también de los ancianos que se encuentran en la residencia. Todos los personajes, que en sí mostraban insustancialidad, albergan ciertos conflictos. Igualmente, otros temas que circularon fueron el poder de las máquinas, la irracionalidad, la cosificación del ser humano y la identidad de la persona.

Además, los alumnos aprendieron que existen paralelismos con otras obras literarias; la más evidente era con Farenheit 451, de Ray Bradbury. Se trata de una distopía en la que la literatura ocupa un papel esencial y en la que los libros también son objeto de destrucción y de deseo, aunque por motivos radicalmente diferentes. 

Para el próximo trimestre contamos con varias actividades literarias que iremos reseñando en este blog.


martes, 11 de abril de 2017

La pell freda

Hui hem celebrat al nostre club de lectura la primera tertúlia sobre una novel·la en català, La pell freda, d'Albert Sánchez Piñol. Traduïda a més de trenta idiomes, és una obra clau de la literatura catalana, que tracta temes com ara la solitud, la por, el sexe, la guerra, les relacions humanes... tot immers en un clima de misteri i fins i tot de terror.
Les circumstàncies no han sigut propícies per a una massiva assistència d'alumnes, ja que els viatges d'estudis, la fi del trimestre i alguns exàmens programats amb antelació en aquestes mateixes dates han fet que només una desena dels nostres alumnes hi participen.
Malgrat l'escàs nombre d'assistents, la conversa s'ha desenvolupat de manera amena i s'hi han formulat reflexions d'allò més interessant. La brillant introducció de Maria del Mar sobre la producció literària de l'autor ha donat peu a intervencions tant de l'alumnat com del professorat present.
S'hi ha comentat el mestratge de Sánchez Piñol per crear situacions d'intriga, amb descripcions que retarden l'acció de manera intencionada (el suspens) per donar a continuació un colp d'efecte. Aquesta tècnica tan cinematogràfica ens recorda inevitablement les pel·lícules de terror que van creant a poc a poc un ambient plàcid però tens, per donar-nos de sobte un sobresalt.
El tema de la guerra és constant al llarg de la novel·la. El protagonista, ex-combatent per la llibertat d'Irlanda i desencantat finalment de la lluita armada, encara que fuig a una illa perduda a l'oceà per apartar-se del món, es veu abocat a tres tipus nous de guerra: el combat a mort amb els éssers amfibis (metàfora de la guerra entre móns diferents, invasors contra envaïts -qui és qui?-), la lluita amb el seu propi company (la guerra civil) i finalment el conflicte interior amb sí mateix.
També hem parlat de la importància del llenguatge com a element humanitzador: els monstres deixen en part de ser-ho quan ens fan veure que utilitzen una llengua pròpia, i fins i tot tenen noms propis. Tot el contrari que els protagonistes humans: ignorem el nom del narrador, i Batís Caffó és clarament un nom fals que va passant de personatge en personatge, amb evidents ressonàncies marines. Els noms d'Aneris i els citauca (anagrames de Sirena i aquàtic, respectivament) incideixen en aquesta terminologia aquàtica.
Per últim hem comentat les clares referències literàries que hi apareixen, des de les evidents a Robinson Crusoe o l'Odissea (pels temes del nàufrag i les sirenes que amb el seu cant causen la mort dels mariners) a les no tan paleses a Dr. Jekyll i Mr. Hyde o La divina comèdia (la dualitat en una mateixa persona entre el bé i el mal, o el descens als cercles infernals). S'ha explicat a propòsit d'aquest referent la diferència entre les sirenes de la mitologia grega -aus monstruoses amb cap de dona i veu encissadora- i les medievals procedents de mitologies nòrdiques i celtes amb cua de peix. Sánchez Piñol en fa un sincretisme amb Aneris, que canta de forma prodigiosa i té cos d'amfibi. No tan evident és el record del personatge d'Helena de Troia, la dona que va fer que tants guerrers lluitaren per ella, com sembla que provoca la nostra sirena particular en el seu món "citauca".
Hem d'agrair particularment a una alumna de 1r de BAT B, Adelina Gurita, el fantàstic dibuix que ens ha servit per a crear el cartell que ha anunciat aquesta tertúlia.

  

martes, 10 de enero de 2017

La intrusa

Para cerrar el trimestre, el 20 de diciembre celebramos la primera tertulia de este curso hablando de la novela La intrusa, del francés Éric Faye, obra que le supuso el premio de la Academia Francesa. Pese a ser una novela muy breve -apenas 70 páginas- nos planteó numerosos temas de debate.

La obra está basada en una noticia real ocurrida en Japón. Una persona descubre que un desconocido ha estado viviendo largo tiempo en un armario de su casa sin su conocimiento. A raíz de este dato Faye imagina cómo habría sido la vida de esos dos personajes, el dueño de la casa (un meteorólogo de Nagasaki entrado en la cincuentena, solitario y metódico) y “la intrusa”, una desempleada también mayor, afectada por la crisis, que no ve otra solución que ocupar un reducido espacio de  su vivienda.

El autor, a partir de esta situación, hilvana diferentes temas presentes no solo en la cultura nipona, sino también en la occidental. En nuestra tertulia fuimos analizando estos temas: la crisis económica, la crisis existencial, la soledad, la implantación del poder de las máquinas, la “granhermanización” de nuestras vidas (vigilados continuamente por cámaras que a su vez son vigiladas por otros ojos), la vuelta a los orígenes y a los lugares que poblaron nuestra infancia, el paso del tiempo (ubi sunt), la pérdida de nuestra intimidad y privacidad...


Más de una veintena de participantes, entre alumnos y profesores, fuimos exponiendo nuestras opiniones e incluso algunas vivencias personales que aportaron una perspectiva nueva a estos temas. Así cerramos de una forma relajada y muy literaria este trimestre que tan duro nos ha resultado. Menos mal que siempre nos quedará la literatura...

lunes, 27 de junio de 2016

Como agua para chocolate

El 9 de junio celebramos la última tertulia literaria de este curso 2015-2016 hablando de una hermosa novela, Como agua para chocolate, de la mexicana Laura Esquivel. Contamos con numerosos participantes, sobre todo de 3º y 4º  de ESO y 1º de BAT (los de 2º estaban inmersos en plena selectividad).

No se planteó demasiada polémica, dado que a casi todos les gustó la obra, aunque sí se le pusieron algunas objeciones al final, que no fue del agrado de algunos: un final feliz les habría dejado mejor sabor de boca, después del festín gastronómico que fuimos degustando a lo largo de las páginas de la novela.

Llamaron bastante la atención de los participantes algunos personajes femeninos, como la protagonista Tita, con su amor a la cocina, a la vida, y sobre todo a Pedro; o la ardiente y voluptuosa Gertrudis, tan explosiva en el amor como en la revolución; o la tremenda Mamá Elena, defensora a ultranza de las tradiciones más rancias y represivas, pero con un pasado de amoríos prohibidos que se esforzó en mantener oculto toda su vida; o las dos ancianas que "están y no están" a lo largo de gran parte de la obra (Nacha y la abuela india de John), cuya muerte no les impide aparecer y desaparecer de la vida de Tita para guiarla y aconsejarla.

El realismo mágico fue otro tema que mereció nuestra atención; aunque algunos ya lo conocían por otras lecturas (como el relato de García Márquez que compartimos el curso pasado), no dejó de sorprenderles lo hiperbólico de los sucesos que rodean la vida de Tita: el mar de lágrimas de su nacimiento, las increíbles reacciones que provocan sus recetas, los apoteósicos fuegos artificiales  de sus encuentros amorosos... Hubo alguien que incluso protestó por no encontrar verosímiles estas exageraciones, pero es evidente que el lector tiene que entrar en el juego literario que propone la autora si quiere disfrutar a fondo de su lectura; la magia, en esta ocasión, se impone con fuerza a la realidad.


Acabamos así un curso en el que nos ha acompañado la literatura a lo largo de cada trimestre proponiéndonos viajes, aventuras, vivencias y sensaciones de un extremo a otro del mundo, del lejano país asiático del que huyó el anciano señor Linh al mágico México de las recetas de Tita, pasando por las nihilistas discusiones de los adolescentes europeos de Nada. Veremos qué nos depara el futuro. Nada malo podrá ser, si nos viene de las páginas de un libro.



domingo, 1 de mayo de 2016

NADA, DE JEANNE TELLER


El 18 de abril, vísperas de la Semana Santa, tuvimos una nueva cita con la tertulia del Ies Jaime II. En esta ocasión, el libro escogido para tal fue Nada, de Jeanne Teller. La primera sorpresa consistió en percibir que era un libro bastante conocido para nuestros alumnos y que iba a tener una gran acogida. 

Nada es un libro que generó mucha polémica en los países nórdicos en los que se publicó, de igual modo en Alemania y Francia, y por ello, estábamos ávidos de saber cómo iba a transcurrir nuestra tertulia. Nos sorprendió que en países tan civilizados como ellos, se produjeran cazas de brujas y prohibiciones. El libro, antes de dicha cita, ya suscitó también multitud de opiniones por parte de los profesores. No dejó indiferente a nadie. Lo que para unos era crueldad gratuita, para otros era anecdótico. 

Los alumnos llegaron a la tertulia en gran número. Ya, antes de comenzar, podíamos hablar de éxito. Tras una primera introducción acerca de la obra y vida de la autora, planteamos varios temas que marcaban el devenir de la misma: Sentido de la vida, la maldad, los fanatismos, los nacionalismos, la religión, el arte... Simplemente esbozamos estos temas. Para nuestra sorpresa no fue necesario conducir el debate hacia ningún lugar. Eran los propios alumnos los que desmembraban los interrogantes planteados. La inicuidad  fue uno de los aspectos en los que más se centraron. Si en tertulias anteriores, como en La nieta del señor Lihn, la bondad era un rasgo que identificaba al ser, aquí era lo contrario. Ello llevó a plantearnos si el hombre era bueno o malo. No hubo quórum. El amarillismo de los medios de comunicación también salió a la palestra. Una de las incoherencias del ser vivo que más llamó la atención tenía que ver precisamente con ello. Si tan importante era lo que hacían, por qué se vendieron tan fácilmente. De nuevo, la discrepancia, bendita discrepancia, fue la nota predominante. 

A modo de conclusión, decir que en este caso, la obra no agradó en igual medida a alumnos y profesores. Para los últimos, no fue un libro de gran aceptación, bien por la inhumanidad, bien por la temática en general, o bien por, según algunos, la escasa validez literaria del mismo. Los alumnos, que son los verdaderamente importantes, rezumaron interés y cuestionaron en todo las tesis planteadas. De lo que sí todos estamos de acuerdo, es que es un libro que genera debate, que incita a pensar y a replantearnos muchos postulados tan asentados hoy en día. Por ello, sólo podemos estar nuevamente contentos, puesto que la tertulia ha movido mentes, dinamizado pensamientos y ha hecho redistribuir nuestras percepciones. Qué más se puede pedir.

Finalmente, muchas gracias a todos los asistentes a la tertulia y os esperamos en la próxima cita; allá para final de curso.